Skip to content

Fiestas, Aplausos y Botellas de Plastico

Desde cajitas reutilizables para fiestas hasta batir un record mundial, así celebra este colegio el ser una escuela elemental verde

partiespraiseplastic

Por Tasha Kirby

Traducido por María Pérez Navarro

¿Os habéis dado cuenta alguna vez del impacto positivo que los jóvenes pueden tener en el mundo cuando les damos la oportunidad para ello? A menudo he sido testigo de cómo adultos hacían lo correcto cuando un niño les decía “Recordad que hay que reciclar la lata”, o “Necesitamos empezar a usar botellas reutilizables en vez de las desechables de plástico”. Parece que nos paramos a escuchar a los más jóvenes porque sabemos que tenemos la responsabilidad de ser un buen ejemplo para ellos. Durante mis años como profesora en una escuela elemental y como ayudante de su Green Team, que está liderado por los propios alumnos, he desarrollado una variedad de actividades para enseñarles cómo realizar elecciones respetuosas con el medio ambiente y para celebrar todo lo que hacemos para contribuir a que el mundo sea un lugar más ecológico. Hacer cajas para fiestas reutilizables, batir un record mundial, y colgar tablones de anuncios celebrando nuestros logros medioambientales son tres de las principales maneras que hemos usado para involucrar a los alumnos de 9 a 12 años en el cuidado del medio ambiente.

Cajas para fiestas reutilizables

La idea de las cajas para fiestas reutilizables ayudará a que nuestros alumnos aprendan la importancia de reutilizar. La mayoría de las clases celebran varias fiestas a lo largo del curso y en éstas es bastante normal que haya productos de papel y plástico porque son más fáciles de usar y de limpiar. Pueden serlo, ¡pero no son nada ecológicos! Las cajas reutilizables para fiestas tienen todo lo que necesitas para celebrar una “Green party”.

Cada caja contiene un set de platos, boles, tazas y utensilios que se pueden lavar, son reutilizables y de plástico resistente. Un almacén como IKEA es el lugar perfecto y más asequible para comprarlos. Pedidles a las familias que os donen servilletas de tela que ya no necesiten, y toallas y trapos para usarlos para limpiar después de la fiesta. Guardadlos en una caja de tipo Rubbermaid que cabe perfectamente en una estantería, en un cajón  o encima del armario de la clase.

partiespraise2

Hay muchas maneras de lidiar con los cacharros sucios, pero me he dado cuenta de que lo que mejor funciona es pedir voluntarios entre los padres de los alumnos al principio de curso para que los laven en casa con sus propios platos y trapos. La primera vez que introducimos las cajas para fiestas en mi escuela, algunos padres no eran aun conscientes del impacto que puede tener lavar los cacharros para el medio ambiente. ¿Usar estas cajas era realmente más ecológico si también teníamos que usar agua caliente y jabón para lavar los cacharros? Una solución es repartirlos entre unas cuantas familias para que las lavaran a la vez que lavaban sus cacharros diarios, reduciendo la cantidad de agua y de jabón que se consumía. Cuando éstos eran devueltos a la clase, ya estaban listos para usarlos en la próxima fiesta. Estas cajas también son perfectas para reuniones u otros encuentros en el campus.

Como con muchas cosas en la enseñanza, probablemente os estaréis preguntando de dónde podemos sacar el dinero para estas cajas. El coste de cada una es aproximadamente de 60$, dependiendo de dónde las compréis. Una colecta también puede ser una manera rápida y fácil de obtener el dinero para tu clase o para la escuela entera. En nuestra escuela usamos el dinero que ganamos de la cabina de teléfonos del centro y del programa de reciclaje de cartuchos de tinta, pero también podéis pedirle dinero a empresas locales para “Esponsorizar una caja reutilizable”, o solicitar dinero que a vuestro ayuntamiento (muchas ciudades ofrecen ayudas a las escuelas para proyectos relacionados con el medio ambiente).

Récords Guinness

Para algunas escuelas planear la siguiente actividad ecológica puede ser un verdadero reto. La escuela en la que yo trabajo está ya tomando muchas decisiones ecológicas. Tenemos un eficiente programa de compost y de reciclaje, y nuestros profesores se han ido formando en la conservación. En este punto, ya hemos empezado a pensar a lo grande, como intentar establecer un record mundial medioambiental. Durante la primavera de 2008, nuestra escuela, Discovery Elementary en Sammamish, Washington, obtuvo el record de más botellas de plástico recogidas en un periodo de 8 horas, recibiendo así el reconocimiento a través del Libro Guinness de los Records. En el aparcamiento de nuestra escuela, recogimos y reciclamos 657 libras de plástico, batiendo así el record de 88 libras que había establecido McDonald’s unos cuantos años antes. Esto no es sólo una manera de animar y de educar a los niños en el impacto que los humanos tenemos sobre el medio, también fue un acontecimiento en el que involucramos a nuestra comunidad entera. De hecho, muchas familias empezaron a utilizar botellas reutilizables en vez de las desechables como resultado de los desperdicios de los que fuimos testigos durante este evento.

Obtener un Record Guinness Mundial puede parecer mucho trabajo, pero hay muchas cosas prácticas que podéis hacer para que esté más a vuestro alcance. El primer paso es elegir un record medioambiental vigente, como los que aparecen en la página web de los Records Guinnes Mundiales: “de más latas recogidas en 8 horas”, “de más gente recogiendo basura en una hora”, o “de más bolsas de plástico recicladas en 8 horas”. (Podéis mirar www.guinnesssworldrecords.com para obtener información sobre más records mundiales). Mis alumnos no tuvieron la oportunidad de considerar records alternativos, pero otros records que se centraban en el medio ambiente podrían ser: “más árboles plantas a la vez”, “más gente restaurando un río/bosque/playa a la vez”, “más gente yendo al trabajo andando/en bici en un día”, “más gente generando electricidad en 24 horas”, “más gente plantando flores simultáneamente” o “la colecta más grande de ropa para reciclar”. Si ninguno de éstos interesa a vuestros alumnos, podéis escribir vuestro propio record. Debéis contactar con Guinness para recibir las líneas de actuación exactas para vuestro record en particular. En el caso de establecer un nuevo record, puede que os sugieran un record similar que ya exista, o proporcionaros una nueva lista de normas que debéis seguir (y que se podrán utilizar para intentos futuros).

Rápidamente aprenderéis que todos los records necesitan “oficiales” para verificar que lo que afirmáis que ocurrió realmente ocurrió. Guinness os sugerirá que paguéis miles de dólares para utilizar uno de sus jurados, dinero que la mayoría de las escuelas no tienen. Esta es una oportunidad para utilizar vuestra comunidad como recurso de jueces alternativo. Nosotros contactamos con miembros importantes en nuestra ciudad y en las áreas cercanas. Nuestros jurados oficiales consistieron en nuestro alcalde, los concejales, miembros de nuestra organización Kiwanis y propietarios de negocios influyentes. Aunque no pudieron ayudar, también contactamos con nuestros departamentos locales de policía y de bomberos. La duración de vuestro evento determinará cuántos oficiales necesitáis. Para el nuestro, de 8 horas, pedimos que los jueces estuvieran durante una o dos horas.

Reclutados ya vuestros jurados, podéis empezar a promocionar el acontecimiento en los periódicos o en las televisiones locales. Descubrimos que nuestro afiliado local de NBC nos iba a dar un espacio publicitario de 30 segundos si participábamos como publico en un show por la tarde. No tengáis miedo de pedir cobertura, muchos medios de noticias locales siempre están buscando historias de interés sobre niños y jóvenes. Nosotros incluso contactamos con Today y con el Ellen DeGeneres Show – no se pierde nada por preguntar.

Conforme se vaya acercando el momento, es mejor que realicéis una planificación para que los estudiantes, padres voluntarios y jueces sepan exactamente cuándo deben llegar y qué se van a encontrar. Como los jueces y otros adultos os están brindando su tiempo para acudir a vuestro evento de manera gratuita, sería buena idea que proporcionarais bebida y snacks. Nuestra cafetería local nos donó felizmente bebida y comida. Una vez que el acontecimiento haya empezado, grabadlo todo. Hojas de registro, fotos, videos de las actividades, declaraciones firmadas por los oficiales… todo esto son exactamente el tipo de evidencias que Guinness necesitará para validar vuestro record. Al final, tan sólo os queda seguir las instrucciones para presentar vuestra documentación y esperar a que llegue vuestra certificación oficial.

(Nota: – Para empezar el proceso de batir un Record Guinness, o establecer uno nuevo, visitar la página web www.guinnessworldrecords.com y hacer clic en “Set a Record”)

Aplausos y reconocimiento

Cuando ya hayáis introducido a los alumnos en cómo tomar decisiones ecológicamente correctas, veréis cómo ellos mismos extienden estas ideas dentro y fuera de vuestra comunidad escolar. Cuando esto ocurra, es hora de reconocer la iniciativa de vuestros estudiantes. Dos maneras de hacerlo pueden ser colocar un tablón de noticias donde aparezcan siendo ecológicos (Caught Being Green – Pillado siendo verde) o celebrando concursos como “Earth Idols” (Ídolos de la Tierra).

La idea de “Pillado siendo verde” consiste en que cualquier miembro de la comunidad escolar –estudiantes, profesores, padres, o cualquier otro adulto- pueden dar o recibir un reconocimiento por cosas pequeñas (o grandes) que están haciendo en su día a día para ayudar a conservar el medio ambiente cercano al colegio. La mayoría de las paredes de nuestra oficina central son de cristal, así que usamos rotuladores permanentes para escribir en ellas los nombres de los honorables individuos y una pequeña descripción de sus logros. Escribir en el cristal nos permitió también ahorrar papel y hacer uso de un espacio que estaba en desuso. Además, ver los nombres de sus compañeros en las paredes motivó a los alumnos ha realizar más acciones ecológicas porque querían ver sus nombres y sus logros escritos. Durante un mes reconocimos el papel de estudiantes, padres y profesores, o de clases enteras por acciones como recoger basura o crear cajas de papel reutilizables.

Estas actividades se pueden realizar de diferentes modos, dependiendo de cómo sea vuestra escuela. Por ejemplo, al año siguiente nos centramos en crear una conexión más fuerte entre el colegio y el hogar. Ese año usamos un trozo grande de la pared de nuestra entrada. Cada mes, exponíamos logros ecológicos  en ella para presentárselos a nuestra comunidad escolar, pidiéndoles a las familias que tomaran fotos de estos logros o escribieran o dibujaran sobre ellos. Algunos de estos logros incluían utilizar bombillas de bajo consumo, visitar un centro de residuos, una entrevista a un vendedor en un mercado de granjeros o bajar los termostatos y los calentadores de agua para ahorrar energía. Nosotros también colgábamos nuestras noticias para compartir nuestros logros con la comunidad. Además de ver todas las maravillosas cosas que las familias estaban haciendo para ayudar al medio ambiente, pudimos ver cómo muchos adultos y alumnos nos daban ideas para nuestro tablón de anuncios. Este tablón ayudó a aplaudir las acciones de nuestros estudiantes y también les animó a éstos y a sus familias a hacer algo bueno por el medio ambiente.

“Earth Idol” es una tercera variante de este tabón de anuncios. Siguiendo el modelo del programa de televisión estadounidense “American Idol”, este proyecto consistía en nominar y elegir a miembros de la escuela, alumnos, padres o clases enteras y votarlos cuando se comportaban de manera ecológica en la escuela. Los ganadores eran expuestos en el tablón de anuncios de la entrada y se les otorgaban unos diplomas.

Nosotros nos encargábamos de colgar las nominaciones favorables en nuestra entrada y de hacer anuncios por megafonía para animar a nuestra comunidad a nominar a los que vieran que estaban realizando acciones ecológicas en tres categorías: estudiante, profesor, y clase. Así, elegíamos al ganador de cada categoría cada mes. Gracias a este “Earth Idol”, fuimos capaces de reconocer el trabajo realizado por un sector más amplio de gente y de darles a los estudiantes el poder de elección en lo que ellos pensaban que eran logros medioambientales valiosos. Una manera de extender el concepto de “Earth Idol” puede ser convocar a los ganadores de todo el año y dejar que los estudiantes voten por el Earth Idol definitivo.

Estas son sólo unas cuantas ideas para involucrar y motivar a los jóvenes a ser respetuosos con la Tierra. Si a través de una sola actividad de clase o de una actividad que involucre a toda la comunidad, somos capaces de animar a un gran número jóvenes, todos nosotros también estaremos más concienciados de la importancia de realizar acciones medioambientales.

 

Tasha Kirby fue profesora durante ocho años en la escuela Discovery Elementary, en Sammamish, Washington. Ahora trabaja en Bozeman, Montana, en el colegio Emily Dickinson Elementary.

María Pérez Navarro es Diplomada en Magisterio de inglés y Primaria por la E.U.M. Sagrada Familia y Licenciada en Psicopedagogía por la U.N.E.D. Actualmente trabaja en el CPER Ciavieja de El Ejido (España) y coordina su Plan de Educación Ambiental “Ecoescuela Ciavieja”.

No comments yet

Leave a Reply

You may use basic HTML in your comments. Your email address will not be published.

Subscribe to this comment feed via RSS